Comienza por el monte de Valcabrero, que está a la entrada de Pardomino y corriendo a lo largo del Porma. A esto le llaman la Boca de Pardomino, y aquí es casi seguro que estuvo el monasterio de San Salvador. Según cierta tradición oral, de aquí se llevaron muchas de las piedras y las columnas para la iglesia de Vegamián el año 1845.

cruzsanpedronjlkAdentrándonos en el valle y a la izquierda, según se sube, están los prados de San Andrés. Sitio del antiguo monasterio y donde todavía se ven algunas ruinas. Estos prados fueron las antiguas posesiones del convento, y los que hay en el bajero de los valles de Valdelaba y Valdecabañas fueron tierras de los antiguos monasterios. Pertenecían a la capellanía de San Bartolomé, que se agregó primero a la iglesia de Ferreras y después se unió a la de Vegamián.

Al final de los montes de San Andrés esta el monte San Pedro.En esta vallina estuvo el antiguo monasterio de San Pedro y San Pablo, donde mi abuelo Modesto García hizo excavaciones y donde encontró algunos sepulcros y lapidas mortuorias y varias monedas. De hecho la pila donde lavaban en la casa de mi madre era una de estas lapidas. Yo, que he intentado seguir la tradición y con la ayuda de mi tío José Luis, y mis primos Miriam y Alejandro estuve visitándolo este verano y pude comprobar que ya solo quedan un montón de piedras solo visitadas por los jabalíes.

Enfrente de este valle, hacia la derecha del camino, baja otro arroyo del valle de Ricuencas, y entre ese valle y el río debieron estar situadas algunas de las antiguas ermitas, donde estuvieron las casas. A esta altura casi terminan los prados, y es que hasta aquí debieron llegar los cultivos que los antiguos monjes.

Mas arriba esta la Cachana, que tiene casa para los pastores y es muy posible que hubiera sido el sitio de otra de las antiguas ermitas.

Se cree que esta es la gran Vía Astur por donde se comunicaban los astures de Lancia con los vadinenses de este rincón, y llegaba por encima de Cofiñal hasta Campo de Caso y los astures tramontanos.

Desde el siglo X lo utilizaron los monjes de Eslonza para subir a un sanatorio que tenían cerca de Manpodre, y poco después San Adrián fue agregado también a Eslonza.

En Peñaramil, pico de Pardomino, hubo un castillo derruido por Alfonso IX, porque lo detentaba Alfonso VIII de Castilla, y era de los que habían sido donados por Fernando II a su esposa Doña Urraca.sanpedrokhik

Pardomino es un monte tan espléndido, tan acogedor y tan tranquilo que los antiguos lo llamaban Per-Ameno. Y por ello fue escogido primero por los ermitaños y luego por los monjes para retirarse tranquilos del mundo.

Ya en el año 917, Ordoño II y la reina Elvira: “Mirando al bien de nuestra alma, concedemos y designamos el sitio que llaman de Perameno para que se construya un monasterio del nombre de San Andrés Apóstol, y os lo damos perpetuamente a vosotros los confesores Trasamundo y Recesvinto para que lo habitéis mientras viviereis…; y lo tendrá con estos limites, que son desde el río Porma y por aquella peña que llaman Palomera y por aquellos cerros y montes hasta Roido y hasta el arroyo que llaman de Tesceto…”.

El obispo de León, Frunimio, no solo protegió a los monasterios de Pardomino sino que con el tiempo se retiró a vivir al monasterio de San Andrés.

Estos monasterios, como no fueron alcanzados por las razzias de Almanzor, eran el refugio de muchos montes que venían huyendo del sur.

El rey Ordoño III y la reina Doña Urraca, al confirman a los monjes de Parameno en sus bienes dicen: ” Y a vosotros mártires, patronos de los santos, cuyas reliquias están escondidas en Perameno, de San Salvador, de Santa María Virgen, de los Santos Pedro y Pablo, San Andrés, San Bartolomé y San Juan apóstoles, y además de San Martín Y San Saturnino, y a los hermanos que allí vivís”. Con lo que se confirma la existencia de multitud de monasterios en Pardomino.

El principal fue el de San Andrés, y es al que se hacen las mayores donaciones; estaba en los prados llamados de San Andrés, a la izquierda del camino según se sube. En 1118 este monasterio funda el hospital de San Isidro del Puerto para atender principalmente a los peregrinos que por allí pasen.

sanpedronjhkEl convento de San Salvador debió ser el que estaba a la entrada de Valcabrero, cerca de la Boca de Pardomino, y que más tarde fue a parar a manos de los templarios.

El tercer monasterio, de San Pedro y San Pablo, estaba en el monte San Pedro. También este llego a adquirir mucha importancia, pues en el año 1061 ” los hombres del Concejo del Río de Polhios (Redipollos) donan su iglesia de San Bartolomé al monasterio de San Pedro y San Pablo de Perameno..”. Y en el año 1065 los de Vegamián dicen: ” Nosotros, los que asistimos a la basílica de Vega Meane, situada a las márgenes del Porma, hacemos donación de nuestra basílica de Santa Marina con sus heredades y propiedades a la iglesia de San Pedro y San Pablo, cuyas reliquias esta guardadas en el valle de Perameno.

Cuando la meseta comenzó a ser reconquistada muchas de las gentes de las montañas se marcharon a estas tierras más ricas y con un clima menos duro. Y lo mismo paso con los monjes de estos monasterios, que poco a poco van perdiendo la importancia que habían adquirido.

En la segunda mitad del siglo XIII, San Andrés, San Salvador, y San Pedro de Perameno eran ya “celleros” del obispado y las iglesias de Redipollos y de Vegamián pasan a ser propiedad del obispo.

Después de tres siglos de florecimiento y esplendor de la vida monástica, les llega el fin en el siglo XIII.